Titulares

lunes, 2 de noviembre de 2015

Nos comportamos obedeciendo las leyes de las costumbres


Por: Francisco-chino-Vásquez

Hemos estado diciendo, que los chóferes, son el grupo más desorganizado de la sociedad dominicana y lo seguiremos diciendo, si ellos no se someten a obedecer las leyes de tránsito terrestre que están  bajo la responsabilidad de la AMET, para aplicarla y hacerla cumplir a como dé lugar.

Es verdad que las leyes de tránsito terrestre son muchas, las que deberían sintetizarse en tres o cuatro, pero en realidad , los policías de AMET solo aplican, casi siempre la 241, por ser la más conocida o quizás  será que dicha ley, tiene tantos artículos, párrafo y adendas, que son incognoscibles para todos los que manejan vehículos, bicicletas y motores, o mejor es decir todos, porque todos nos convertimos en ciudadanos de a pie inmediatamente nos desmontamos de esos instrumentos del desorden, y de tanta importancia para todos, pesar de además , destructores de vida y propiedades.

Ocurriendo esto la mayoría de las veces, producto del desorden mental que le han metido en la psiquis a los que andan o andamos en esos aparatos  del bien y del mal, aunque creemos además  del desorden, la anarquía mental y tantos otros tropiezos que sufren los trabajadores de todas esas máquinas, que andan en las calles y carreteras de nuestro país, en todos los órdenes.


Somos de opinión, que las autoridades tienen que actuar en lo inmediato, alfabetizando a todo el mundo, incluyendo a los viejos viejos como nosotros, ya que  nos acostumbramos a obedecer a la ley de la costumbre, varga la redundancia , más que a las leyes científicas, y así nos comportamos.
« PREV
NEXT »